aprendiendoespanolcv@gmail.com

Aprendiendo Español

Clases de conversación

¡Vamos a crear palabras!

05/18/2020

¡Vamos a crear palabras!

¡Vamos a crear palabras! ¿Para qué sirve la RAE?
El léxico del idioma no es un sistema cerrado, sino que va evolucionando con el paso del tiempo y el uso de los hablantes: algunas palabras caen en el olvido y dejan de usarse, otras amplían su significado y adoptan nuevos significados, otras son de nueva creación, otras son de importación y se adaptan de palabras extranjeras...

Existe la equivocada idea generalizada de que, para que exista una palabra, tiene que estar registrada en el diccionario de la RAE. Por eso, es frecuente escuchar afirmaciones como: “esa palabra no existe, no está en el diccionario”. Sin embargo, esto es un grave error. Para que una palabra exista, solo es necesario una cosa: que exista, es decir, que alguien la nombre, que alguien la diga. La misión de la RAE no es decir “lo que está bien o está mal”, “lo que existe o no existe”, la misión de la RAE es registrar los usos del lenguaje y, en todo caso, hacer recomendaciones sobre la ellos. Espido Freire señala: “El lenguaje no es patrimonio de nadie: ni de la RAE, ni de quienes corrigen a la RAE, ni de los escritores, ni de quienes lo destrozan con onomatopeyas y palabras baúl en las que todo cabe. Pertenece a los hablantes, como un dado mágico que arroja un resultado diferente cada vez que cae sobre el tapete de juego: emotivo, comunicativo, iterativo, científico, profesional, evocativo”.
Todos creamos palabras nuevas, y os traemos aquí algunos ejemplos. Hace años se nos ocurrió crear dos palabras aperitivar siestear. Escribimos a la RAE y esto fue lo que pasó:¿Qué pasó con la palabra aperitivar? Pensamos que para todos los demás tipos de acción de comer sí existe una palabra: desayuno-desayunar, comida-comer, almuerzo-almorzar, merienda-merendar, cena-cenar, pero ¿qué pasa con el aperitivo? ¿Por qué no se puede aperitivar pero sí se puede tomar el aperitivo? Basándonos de manera inconsciente en la gramática y siguiendo la morfología y el procedimiento habitual de creación de verbos (base léxica + conjugación) creamos nuestro nuevo verbo: aperitivar. ¿Pero qué hay que hacer para que la RAE nos lo acepte y lo incluya en su diccionario? ¡Hagamos esta palabra de uso común!
Para terminar este artículo, traemos aquí otro ejemplo de nueva creación que utilizamos en Aprendiendo Español y puede que te haya llamado la atención. En español existen sustantivos que en su origen son participios activos del latín. Por ejemplo, estudiante es el que estudia, hablante es el que hablacantante es el que canta. Nuestra palabra de nueva creación es aprendiente, que es el que aprende, ¡también queremos que nos ayudes a extenderlo para normalizar su uso y que algún día pueda estar incluido en el diccionario! ¿Contamos contigo?

Sobre el día mundial de la estadística Saudade