aprendiendoespanolcv@gmail.com

Aprendiendo Español

Clases de conversación

¿Cambios naturales en el lenguaje? ¿Existe el sexismo lingüístico?

07/07/2020

¿Cambios naturales en el lenguaje? ¿Existe el sexismo lingüístico?

Como he escrito en otros artículos, la lengua es un sistema vivo, un sistema que cambia y evoluciona por el uso que hacen los hablantes.
Cierto es que la evolución es algo natural, pero ¿todos los cambios son naturales?

En los últimos años hemos vivido el avance de la lucha contra el sexismo y por la conquista de igualdades y libertades. Lo que llama poderosamente mi atención es que, en esta lucha, se ha empleado el lenguaje como instrumento para conseguir un fin que no tiene nada que ver con él. El lenguaje es un instrumento de comunicación, pero ¿tiene sentido emplear el lenguaje como instrumento contra el sexismo? Podemos encontrar la respuesta a esta pregunta en una entrevista que se le hizo a Ignacio Bosque, catedrático de la UCM y miembro de la RAE:
- ¿A qué cree que responde ese movimiento en defensa del lenguaje no sexista en España?
- A razones políticas, sin duda. Las cuestiones políticas son viscerales. Si uno plantea el problema del sexismo lingüístico en términos ideológicos, será absolutamente insensible a cualquier argumento de naturaleza léxica o gramatical. Da igual lo que digan (o digamos) los lingüistas porque le parecerá irrelevante. De hecho, hace ya años que este problema se ha convertido en un diálogo de sordos.
Y yo me pregunto, ¿cuáles son los argumentos a los que puede estar haciendo referencia I. Bosque? En primer lugar, se me ocurre pensar en la economía del lenguaje. Este hecho siempre ha sido importante para el ser humano: que la comunicación sea rápida y eficaz. Si podemos decir más con menos palabras, mejor. Por eso, me pregunto qué sentido tiene la repetición de estructuras en oraciones como: todos y todas debemos estar atentos, los niños y las niñas irán de excursión. En español existe lo que se llama el masculino genérico, que engloba todo. Desde mi punto de vista, no es sexista, todos entendemos que tiene un sentido de inclusión. No es necesario repetir, todos y todas todo el rato, pues podremos resultar repetitivos y, si lo llevamos al extremo, ridículos.
En segundo lugar, quiero detenerme especialmente en este sentido de inclusión generalizador de masculino plural, pues así lo entendemos. Nuestra gramática esta interiorizada así, no por una cuestión sexista, sino por la propia evolución del lenguaje. El masculino plural genérico no tiene marca, es inclusivo. En cambio, el femenino plural sí que es específico y concreto. Hoy en día, vemos cómo en muchos lugares se trata de emplear con naturalidad el femenino plural con valor generalizador, lo que la mayoría de las ocasiones puede plantear errores en la comunicación. Por ejemplo, si en un grupo de personas alguien dice todas somos buenas personas, puede que los hombres se sientan excluidos. En cambio, si se dice todos somos buenas personas, tanto los hombres como las mujeres podrán sentirse incluidos en esta afirmación. Y te preguntarás, ¿y nunca se emplea el femenino plural para hacer referencia tanto a hombres como a mujeres? En el mismo ejemplo que te he puesto, podrás encontrar un ejemplo de ello. Al hablar de personas (sustantivo femenino plural) estamos haciendo referencia tanto a hombres como a mujeres, a nadie se le ocurriría decir personos para referirse solo a hombres. Por eso, los cambios de morfema -o > -a muchas veces tampoco tienen sentido.
Por tanto, mi conclusión es que no se debe emplear el lenguaje como instrumento ideológico o político, no tiene sentido. No es que el lenguaje sea sexista, lo que puede ser sexista el uso que se haga del lenguaje. Pongamos el esfuerzo en cambiar ciertos usos sexistas para cambiar la sociedad, pero no forcemos el cambio del lenguaje, porque si tiene que cambiar, cambiará.
Si el lenguaje tiene que evolucionar, que evolucione. Pero su evolución debe ser natural.

El significado del logo de Palicando Mis guitarras