aprendiendoespanolcv@gmail.com

Aprendiendo Español

Clases de conversación

El mundo cerrado e infinito del lenguaje

09/01/2020

El mundo cerrado e infinito del lenguaje

El título del artículo puede ser resultar contradictorio, pero la definición que hace del lenguaje es muy exacta. El abecedario español contiene 27 letras (5 vocales y 22 consonantes). No cabe duda de que a primera vista parece que es un sistema absolutamente cerrado. Sin embargo, las posibilidades de combinación que hay entre los elementos hacen que el lenguaje sea infinito. En este sentido, encuentra sentido este texto de Juan Ramón Jiménez:

Primero la palabra suelta, sola, isla. Después la unión feliz, como en el primer amor, de dos palabras. Luego, en fin, el periodo entero, como un mundo cerrado y abierto a la vez, que contiene ya (en sí y sólo en sí) el infinito.» Juan Ramón Jiménez.
A partir del sistema finito del lenguaje, de las letras, las de unas normas lingüísticas y sintácticas limitadas y establecidas, el ser humano tiene una capacidad creadora lingüística infinita.
Según el lingüista Chomsky, la creatividad lingüística es la capacidad que tiene una persona de producir y entender oraciones que nunca ha dicho o escuchado antes a partir de un conjunto finito de instrucciones sintácticas. Por eso, si estás estudiando un idioma, no te desanimes, no tienes que conocer todas las estructuras oracionales, todas las palabras, todas las normas gramaticales. Tienes la capacidad de entender y descifrar mensajes, tienes una gramática y estructura lingüística interiorizada y eso te ayudará a descifrar. Muchas veces los estudiantes de idiomas se sienten frustrados porque llevan años estudiando normas gramaticales y sintácticas y aún así, no son capaces de entender y hacerse entender en un nuevo idioma. No pierdas de vista que el lenguaje es un instrumento de comunicación y, al igual que a nadar se aprende nadando, lánzate, pierde la vergüenza y comunícate, pues también, a comunicar se aprende comunicando. Sé creativo y atrévete a comunicarte.

Da la vuelta Mi amigo Pedro